Nos preocupa y nos indigna que en estos tiempos electoreros los partidos políticos y sus candidatos, lleven a cabo su circo político a costa de la sangre del pueblo de México.












 












Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
           Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.


                                                                            22 de mayo del 2018.



Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

En estos tiempos de caos y de violencia que estamos viviendo en nuestras comunidades así como en nuestro pueblo de México, levantamos nuestra voz desde esta Tierra Sagrada en donde descansan los cuerpos y habitan las almas de nuestras 45 hermanas y hermanos más 4 no nacidos, masacrados por los paramilitares priistas y cardenistas del municipio de Chenalhó.

Nos preocupa y nos indigna que en estos tiempos electoreros los partidos políticos y sus candidatos a presidente de la república, gobernadores, senadores, diputados y presidentes municipales, lleven a cabo este circo político a costa de la sangre del pueblo de México.

Vemos y leemos en las noticias tanto locales como nacionales que en donde quiera se muere la gente, pero se muere asesinado ya sea en manos del crimen organizado, de policías o del ejército federal.

Los hostigamientos y amenazas de muerte es lo que reciben nuestras compañeras y compañeros que se atreven a criticar al sistema de muerte, a los caciques, a los políticos corruptos, al mal gobierno, a su ejército y al crimen organizado, como pasa con nuestros hermanos del Pueblo Creyente de Simojovel que denunciaron en su pronunciamiento público del pasado 12 de mayo del presente año que, “se revive las amenazas en contra del pueblo Creyente y de nuestro Párroco, pero lo más grave es la presencia del crimen organizado “LOS DIABLOS”. Con la presencia del Crimen organizado en este pueblo de Simojovel toda la población queda bajo amenaza”.

Nuestras hermanas y hermanos de Simojovel denuncian que el Sr. Ramiro Gómez candidato a alcalde de este municipio tsotsil por parte del partido político “Chiapas Unido”, en alianza con cantineros y crimen organizado ha amenazado con correr del pueblo al Padre Marcelo Pérez Pérez, al mismo tiempo que se hace varios cuestionamientos: “¿cómo es posible que los gobiernos permitan personas que tienen antecedentes penales y encabece el crimen organizado, sea un candidato a la presidencia municipal?, ¿cuál es el futuro de un pueblo gobernado por alguien que encabece el crimen organizado?”

Si hacemos memoria y un poco de análisis es que el sistema de gobierno en México está constituido por un pequeño grupo de poderosos, políticos corruptos y del crimen organizado, así literalmente. Es por eso que nosotros los pueblos organizados y conscientes nos hemos manifestado abiertamente que el gobierno en México es un: mal gobierno, narco-gobierno y gobierno criminal.

En este contexto político-electoral, condenamos el asesinato de 3 compañeros del Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas (CODEDI) a manos del mal gobierno de Oaxaca, quienes en vida llevaran el nombre de: Alejandro Díaz, Ignacio Basilio Ventura y Luis Ángel Martínez, quienes luchaban contra proyectos hidroeléctricos en la zona de la sierra de Oaxaca. Tanto este hecho violento como las amenazas en contra del Pueblo Creyente de Simojovel, así como otras agresiones a personas y organizaciones en México, es la clara manifestación de represalia del mal gobierno y de los partidos políticos criminales en contra de las organizaciones que han decidido luchar y construir su autonomía, sin la intromisión de los partidos políticos.

En este contexto del circo electoral y de violencia generalizada en México, nosotras y nosotros miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, pensamos que no nos debemos quedar inmóviles ante tanta infamia que nos hacen los partidos políticos y el mal gobierno en turno.

Lo que debemos de seguir haciendo es crecer más grande nuestra conciencia y nuestra organización; platicando con nuestras comunidades, con nuestros vecinos, con las y los jóvenes, con los estudiantes, con los maestros y maestras, con toda la gente que todavía no le entra muy bien en su corazón que en los tiempos electoreros es cuando más nos engañan y humillan los políticos y sus partidos, es cuando más nos hacen pobres porque se gastan millones de pesos de nuestros impuestos en sus campañas políticas. Y lo más aberrante es que cualquier candidato de partidos políticos todavía se atreven a hablar con cinismo de que vienen a “ayudar” al pueblo y a “ofrecer” soluciones a los problemas y necesidades de la comunidad y que serán gobierno del “cambio” y para el “desarrollo”, y podemos seguir con una lista larga de adjetivos que ya tienen pegado en la lengua de estos “farsantes”, “demagogos” como ellos mismos se nombran y se reconocen en debates públicos.

Todos los partidos políticos son mentirosos, están podridos. Nosotras y nosotros vemos a los políticos como la enfermedad de la milpa, son como la roya del cafetal que causan la muerte lenta del cafeto, es decir, son una plaga maligna; porque cuando estos llegan al poder y se convierten en gobierno, lo que hacen es esparcir su podredumbre, nos roban, saquean a nuestro país y se hacen serviles al sistema capitalista y nos van matando poco a poco.

Hermanas y hermanos en estos tiempos electoreros ya lo estamos viviendo muy duro, se está recrudeciendo la violencia, así como están viviendo nuestras hermanas y hermanos de Simojovel y su párroco el Padre Marcelo Pérez Pérez, pero no sólo en este pueblo se está atravesando tiempos de oscuridad y de angustia, sino que así es en todo México.

Ante esta tempestad brutal en la que vivimos en el país, sólo nos queda elegir entre vivir con dignidad o morir humillado.

Al individuo o a la gente que opta por los partidos políticos criminales, está dando su consentimiento para que estos criminales convertidos en mal gobierno y sus policías, ejército y el crimen organizado le robe, le mate, le desaparezca, le viole, le disuelva en ácido a su hijo o hija, a su padre o madre, a su hermana o hermano o a cualquier integrante de su familia.

Pero, si queremos ser libres, vivir sin violencia y con dignidad, entonces debemos organizarnos, y elegir a nuestras propias autoridades y gobiernos sin la intromisión de los partidos políticos.

Nosotras y nosotros ya tiene muchos años que no creemos en ningún partido político, porque ellos son los que nos masacraron a nuestros hermanas y hermanos en Acteal, es por eso que elegimos vivir con dignidad, luchando y resistiendo contra las políticas contrainsurgentes del mal gobierno, es por eso que caminamos junto con las hermanas y hermanos miembros del Congreso Nacional Indígena (CNI) y con el Concejo Indígena del Gobierno (CIG).

Pero también hay otras luchas, otros pueblos, otros movimientos sociales, otras mujeres y hombres que están construyendo su libre determinación y autogobierno, que no son del CNI y del CIG, pero que luchan con dignidad construyendo también su autonomía, como el pueblo de Chilón, Chiapas, que decidió nombrar a su Consejo de Gobierno Comunitario, porque también ya no creen en los partidos políticos.

Hermanas y hermanos, la lucha es difícil, cuesta, pero no es imposible, sólo se necesita organización y corazón para sentir que tenemos que vivir con dignidad y que tenemos que hacernos respetar.

Tenemos que estar preparados pacíficamente, porque el mal gobierno, los partidos políticos criminales y el crimen organizado no les va a gustar nuestra decisión de vivir, nos van a amenazar, nos van a provocar para caer en la violencia, pero si estamos convencidos que la NO violencia y el amor triunfan sobre la oscuridad, entonces estemos seguros de nuestro caminar, no tengamos miedo, porque el miedo sólo puede existir si le damos espacio en nuestra cabeza y corazón.

Antes de terminar queremos pedir disculpas si a alguien ofendimos por nuestra manera de plantear las cosas y nuestro modo de pensamiento, lo que queremos es sólo la paz y dignidad para todas las mujeres y hombres de nuestro dolido y gran México.

Sobre el caos y la violencia, construimos autonomía, libre determinación y autogobierno, seguimos tejiendo ideas y esperanzas para que nuestros sueños desde hace muchos años, no sean sólo sueños, y los caminemos todos los días junto a nuestros pueblos.

Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza.

Atentamente

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.


                                                  Por la Mesa Directiva:


                Martín Pérez Pérez                                        Mariano Gómez Ruiz


                 Pedro Pérez Pérez                                        Manuel Pérez K’oxmol


                 Alonso Ruiz López                                        Manuel Nuñez Gutiérrez


Nuestra palabra ante las agresiones que estamos viviendo en Acteal Casa de la Memoria y la Esperanza. INSISTIMOS en la LUCHA NO VIOLENTA y por la PAZ



      



Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
        Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
          Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.
 

                                         14 de mayo del 2018.




Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Ante la confusión que se está causando por los hechos violentos que sufrimos en la noche del 21 de abril en nuestra sede de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, por un grupo de personas armadas y que los denunciamos públicamente el pasado 22 de abril del presente año, hoy volvemos a dar nuestra palabra para evitar más confusión como la que están sembrando el Concejo Pacifista Sembradores de Paz (en adelante Sembradores) y las hijas de nuestro hermano ya fallecido Francisco Vázquez Hernández (en adelante hijas de don Francisco).
Lamentamos mucho que las hijas de don Francisco hayan perdido la memoria de la donación de terreno que hizo su padre el 10 de febrero de 1998 a nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal en donde ocupa actualmente la Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal, conocido también como: Sitio de Conciencia y Casa de la Memoria y la Esperanza y la sede de nuestra Organización.
Dicha donación, don Francisco la hizo de manera VOLUNTARIA sin condiciones, NI BAJO PRESIÓN y de manera DEFINITIVA, así lo confirman los testigos conformados por representantes de los sobrevivientes de la masacre de Acteal y la Mesa Directiva de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal. Además ese mismo día también estaban presentes nuestra compañera María Vázquez Gómez, Juan Vázquez Luna y Manuel Vázquez Luna, hermana e hijos de nuestro hermano Alonso Vázquez Gómez masacrado el 22 de diciembre en Acteal, para hacer una donación también voluntaria de otra parte del terreno para construir el santuario de los mártires y la iglesia, dicha donación está AVALADA CON UN DOCUMENTO y su respectivo CROQUIS.
En este documento afirmamos con nuestra conciencia tranquila, que nuestra Organización Las Abejas de Acteal a través de la Mesa Directiva, NO ESTÁ COMETIENDO NINGÚN DESPOJO de tierras como han manifestado públicamente las hijas de don Francisco.
Muestra de su donación voluntaria, es que cuando murió don Francisco, su sepultura fue ahí  donde están sepultados lo 45 hermanas y hermanos  mártires de Acteal aunque su muerte fue por una enfermedad tal como lo mencionan las hijas, lo lamentamos mucho su partida de don Francisco, él nunca nos buscó en problemas cuando estuvo con vida, empezaron el problema sus hijas cuando se murió nuestro hermano Francisco.
Los terrenos donados por don Francisco Vázquez Hernández y, María, Juan y Manuelito Vázquez Luna, nadie está haciendo uso de ellos de manera personal, porque es un espacio colectivo, un lugar comunitario para la memoria, para dignificar a nuestros mártires y para la construcción de nuestra autonomía como pueblos originarios.
La Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal, Sitio de Conciencia y Casa de la Memoria y Esperanza, se ha convertido en un espacio ya no sólo para la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, sino que recibimos a aquellas mujeres y hombres que luchan como nosotros contra la impunidad y construyen una justicia digna y humanizada.
En el documento público de las hijas de don Francisco, y como en el de los Sembradores, minimizan el significado del espacio colectivo de lo que es Acteal como Tierra Sagrada y una Casa en donde se guarda la Memoria y hermanar la Esperanza para construir una Justicia Verdadera por la Masacre de Acteal y resistencia y autonomía ante el sistema capitalista de muerte.
Queremos recordarles tanto a las hijas de don Francisco, a los Sembradores y toda la gente que está perdiendo la memoria de lo que pasó en Acteal y de nuestro caminar como Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, porque ellas y ellos dicen que ya no hay desplazados en Acteal y por eso la tierra que donó su padre ya debe ser de ellas. Acteal no solo es un espacio para recibir a hermanos y hermanas que por la violencia se han tenido que desplazar de sus comunidades como sucedió con los compañeros de la organización que tuvieron que salir desplazados del ejido Puebla, Chenalhó en 2014. Acteal es un espacio en donde cada 22 del mes realizamos conmemoración por la masacre de 45 hermanos y más 4 no nacidos y vamos construyendo Otra Justicia, desde el Lekil Chapanel.
Esta tierras de memoria y esperanza también es el lugar en donde se reúnen todas las áreas de trabajo que hemos construido en estos 25 años de caminar, aquí construimos y trabajamos nuestra clínica de salud con promotores y promotoras de la organización, es espacio de reunión para el colectivo de compañeras artesanas Jolob Luch Maya, también del área de comunicación que imparte talleres a la organización, crea y difunde materiales para recordar la masacre y difundir nuestra lucha como Abejas; aquí ensaya también el Coro de Acteal que con su canto transmite mensaje de lucha y esperanza; se hacen ensayos de teatro; se realizan reuniones con los coordinadores de cada comunidad para ver el caminar de nuestra organización; se reúnen promotores de educación que llevan otro aprendizaje a nuestras niñas y niños; y otras actividades desde donde construimos nuestra organización y autonomía.
 Además, Acteal Tierra Sagrada es un espacio en donde nos identificamos como tsotsiles de Chenalhó  y eso se manifiesta en las fiestas patronales de cada 28 y 29 de junio. Acteal es el centro de reuniones y asambleas de nuestra Organización, es un lugar en donde se decide y se realizan acciones pacíficas para la paz en Chenalhó, en México y en el Mundo. Acteal, es para nosotros una fuerza espiritual y moral para construir un mundo más humano, libre y justo. Acteal es parte de la Red Latinoamerinaca de Sitios de Conciencia. Nuestra Organización Las Abejas de Acteal, es miembro fundador del Congreso Nacional Indígena.
 Como vemos y si pensamos con el corazón tranquilo y con una memoria viva, no es un lugar cualquiera, y por eso los malos gobiernos estatal y federal han buscado por todo los medios de apoderarse de este espacio, porque les avergüenza que desde Acteal cada 22 del mes denunciemos la impunidad y las múltiples violaciones a los derechos humanos que comete contra el pueblo mexicano y porque aquí construimos nuestra identidad y autonomía. Y con todo esto y más, nos da tristeza que las hijas de don Francisco y los “Sembradores” quieran acabar con este espacio sagrado y como nuestro lugar de resistencia y de construcción de autonomía. Lo que hacen es lo mismo que ha estado buscando el mal gobierno el de acallar a Acteal y borrar la memoria de la masacre de Acteal.
Sobre los hechos del día 21 de abril como a las 10:45pm, lo que nosotros escuchamos fueron detonaciones de armas de fuego originados arriba de la carretera de la entrada de la sede de nuestra organización, atrás del mukinal[1] y a un lado de nuestra ermita, al tiempo de esos disparos destruyeron parte del alambrado de nuestra sede y como 10 minutos después los familiares de las hijas de Don Francisco llegaron a destruir la construcción que estábamos haciendo al borde de la carretera. Los “Sembradores”, Las hijas de don Francisco y el Gobierno, mencionan que los disparos no fueron en nuestra sede sino en Quextic y Acteal Alto, “nos sorprende” que sus versiones sean iguales a las del Gobierno.
La violencia actual en Chenalhó está muy crítico, se venden muchas armas de alto calibre y personas andan armadas, es la misma violencia e impunidad que llevó a lo que está pasando en Aldama y como pasó en Chalchihuitán, recordando que los paramilitares nunca fueron desarmados.
Los hechos del 21 de abril no han sido la única acción armada contra Las Abejas de Acteal, en los últimos días pasó lo siguiente:
1.- El día 30 de abril a las 5:30 pm, Javier Luna Pérez y otra persona de nombre Noé (desconocemos sus apellidos) ambos de la comunidad “Acteal La Reforma”, un poco alcoholizados a orilla de la carretera, pasó un compañero de Las Abejas de Acteal, ese Noé dijo que ellos tienen armas “cuerno de chivo” y ahí confesó que el día 21 de abril participó en la agresión y que lo invitó Javier Luna, éste, se quedó callado. Javier es esposo de una de las hijas de don Francisco y es del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).
2.- No vamos a olvidar la agresión directa que sufrió nuestra compañera María Guzmán Pérez, a ella el día 25 de Abril la amenazaron de manera directa en su propia casa. A las 4:05am salió de su casa para ir a su lavadero para traer agua, a una distancia de 3 metros  estaba esperando un hombre encapuchado y sin remediar palabra este cortó 3 cartuchos seguidos, pero, el arma no se pudo disparar, a lo que el asesino le dijo a nuestra compañera: “maldita bruja, no sé cómo le hiciste a mi arma que no se disparó, pero ya verás no te vas a salvar, si van a seguir construyendo en el terreno ya verán lo que les va a suceder”
Y otra nueva agresión, ayer en la noche de este 13 de mayo, a las 10:00 de la noche, el joven Celso Gómez Vázquez hijo de Francisco Gómez Pérez miembro del “Concejo Pacifista Sembradores de Paz”, en estado de ebriedad aventó una piedra sobre el techo de la casa del compañero Victorio Gómez Pérez (representante de los sobrevivientes de Acteal) y María Guzmán Pérez y luego a las 10:30 de la noche este joven volvió a tirar más piedras sobre la casa, y antes de estos hechos, Celso y sus compañeros quienes estaban reunidos tomando alcohol en la entrada de la Tierra Sagrada, estaban gritando y decían: “¡vamos a sacar a María de su casa arrastrándola!”
Y podemos seguir con más pruebas y hay testigos, porque no sólo lo vimos nosotros ese día 22, sino también fue constatado por las Brigadas de Observación del Frayba.
El pasado 5 de mayo colgaron mantas en donde prohíben la entrada de gente “externa” a Acteal, sabemos que esto es una manera de provocación, dicen que la “directiva convocó a gente de otras comunidades para cercar con alambre nuestro terreno”, en realidad nuestra Organización Las Abejas de Acteal, desde su fundación en el año de 1992 la crearon varias comunidades pertenecientes al Pueblo Creyente de la Parroquia de Chenalhó, y a 25 años nuestra organización sigue siendo conformada por varias comunidades, la Organización Las Abejas, no sólo es la comunidad Acteal.
Aunque los “Sembradores” laven sus manos que no participaron, en realidad están detrás de todo esto, lo sabemos porque fueron ellos quienes acompañaron a las hijas de don Francisco al intento de diálogo que como autoridades de las Abejas de Acteal tuvimos con el Comisariado oficial de Chenalhó, también porque es en la página de Facebook de los “Sembradores” y su página de internet donde subieron su comunicado de las hijas de don Francisco. Como lo dijimos en nuestra denuncia pública del día 22 de abril del presente, no es la primera vez que los “Sembradores” nos agreden, porque su objetivo es apoderarse de la sede de nuestra organización y, como no pudieron hacerlo antes porque carecen de razón, ahora lo hacen por la violencia, pero, usando a las hijas de don Francisco.
En nuestra cultura y pensamiento tsotsil cuando algo se da a otra persona, como mazorcas de maíz hasta un pedazo de tierra para quien la necesita, no se hacen documentos, porque la palabra tenía mucha fuerza y credibilidad más que un papel o escritura pública. Nosotros tenemos la palabra tanto en papel como en la memoria.
Como organización Las Abejas de Acteal INSISTIMOS en la LUCHA NO VIOLENTA y por la PAZ, consideramos que los problemas se arreglan y se solucionan dialogando, hasta ahora lo hemos intentado, pero, como hay otros intereses detrás de todo esto, por eso llegó a este nivel de violencia en nuestra contra. NUESTRA REACCIÓN NUNCA SERÁ LA VIOLENCIA, sabemos que esto tiene solución cuando pensamos con el corazón y pensamiento tranquilos y con respeto, ese es el mensaje que le damos a las “hijas de don Francisco”, estaremos siempre dispuestos a resolver este problema pacíficamente a través del diálogo, pero sin permitir que intereses ajenos dañen nuestra lucha por la memoria, verdad y construcción de autonomía.
En estos tiempos de oscuridad y de violencia en Chenalhó y en muchas partes de Chiapas y de México, oramos para que ya no haya más dolor, llantos y sufrimientos, porque, no se vale; merecemos vivir tranquilos y respetándonos la vida.
Desde Acteal DEFENDEMOS la MEMORIA y ESTAMOS CONVENCIDOS que la ESPERANZA y NUESTRA FE, no serán aplastados por la mentira y la violencia que vienen del sistema capitalista y del mal gobierno.
ATENTAMENTE
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:

 Martín Pérez Pérez             Mariano Gómez Ruiz

                            Pedro Pérez Pérez              Manuel Pérez K’oxmol

                              Alonso Ruiz López               Manuel Nuñez Gutiérrez

Por los representantes de los sobrevivientes de la Masacre de Acteal:

Victorio Gómez Pérez                          Domingo Gómez Pérez



[1]          Mukinal: espacio sagrado donde se encuentran sepultados nuestros 45 hermanos más 4 no nacidos víctimas de la Masacre.

    



Denunciamos agresión armada en nuestra Casa de la Memoria y la Esperanza.












         


                                   Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
                                     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
                                       Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.
                   



22 de abril de 2018                                                           



 
Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios de comunicación nacional e internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Con tristeza y con mucha indignación denunciamos una agresión armada en la sede de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza por un grupo de personas armadas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), esta situación no es un problema por partidos políticos ni religioso, es una agresión a nuestra autonomía y a nuestra lucha pacífica.

Hechos:

El día de ayer, 21 de abril de 2018, realizamos trabajos de alambrado en el perímetro de la sede de la Organización y Casa de la Memoria y la Esperanza, para delimitar nuestro territorio haciendo el alambrado perimetral. Y construir una casa en la orilla de la carretera, en la entrada de nuestra sede, ya que en una asamblea acordamos hacer estos trabajos.

Pero, antes de que empezáramos nuestro trabajo, llegaron un grupo de personas: Antonio Gómez Pérez presidente del grupo “Concejo Pacifista Sembradores de Paz”, (grupo usurpador del nombre de nuestra Organización Las Abejas de Acteal) junto con su esposa Catarina Vázquez Pérez, María Vázquez Pérez, Javier Luna Pérez y su esposa Micaela Vázquez Pérez, Rosa Vázquez Pérez y su hijo Romeo Hernández Vázquez y Juan Vázquez Pérez, para sembrar hizotes para delimitar según ellos su terreno, dentro del área de nuestra sede, esto como a las 7:30 de la mañana.

Aproximadamente a las 18:45 horas, se comenzaron a escuchar disparos de armas de fuego desde la casa del señor Javier Luna Pérez del (PVEM), lo que hicimos las mujeres, hombres y niñas y niños que nos encontrábamos en nuestra sede, correr y refugiarnos en la iglesia de la Virgen de la Masacre de Acteal y, creímos que ahí nomas iban a parar su agresión.

Pero, como a las 10:30 de la noche, un grupo de 6 personas jóvenes de nombres: Juan Vázquez Pérez, Eulalio Ruiz Gutiérrez, Mariano y Juan Gabriel Luna Vázquez hijos de Javier Luna Pérez y Esteban Pérez Gutiérrez, la mayoría son del PVEM, llegan a nuestra sede con armas de fuego, palos, piedras y comenzaron violentamente a destruir el alambrado que habíamos hecho alrededor de nuestra sede y al mismo tiempo realizaban disparos de armas de fuego. Y cuando terminaron de destruir el alambrado realizaron 4 disparos de armas de fuego y de ahí se regresaron a sus casas.
 
Después de esta destrucción del alambrado, como a las 23:20 horas, este mismo grupo de personas armadas regresa a destruir la casa de la Organización de Las Abejas que se había construido en la orilla de la carretera, en ese momento estábamos varias mujeres realizando un cinturón de seguridad para evitar que destruyeran la casa, pero, no nos respetaron y así cometieron su acto violento, aventando a la carretera las maderas y algunas se las llevaron a su casa. Su acto de destrucción duró aproximadamente 10 minutos. Una vez que terminaron el destrozo, y se fueron a juntarse en la puerta de la casa del presidente del “Concejo Pacifista Sembradores de Paz” y desde ahí le dispararon con un arma al foco del alumbrado público y diciendo jactanciosos: “¡terminamos el trabajo vayan a tomar su pozol!”.

 
Contexto

En el año de 1998, después de la masacre de Acteal nuestro hermano Francisco Vázquez Hernández (fallecido en el año de 2016) junto con nuestra hermana María Vázquez Gómez y Juan Vázquez Luna todos sobrevivientes de la Masacre de Acteal, decidieron voluntariamente donar una parte de su predio para que sea la sede de nuestra Organización Las Abejas de Acteal y porque ahí están enterrados nuestros 45 hermanas y hermanos y más los 4 no nacidos, dicha otorgación del terreno cuenta con un acta de donación y su respectivo croquis.

Queremos dejar en claro que los que están detrás de toda esta agresión son “Los Sembradores de Paz”, porque antes de que este grupo de personas armadas actuaran, los señores Patrocinio Hernández Gómez, Lázaro Arias Gómez y Porfirio Arias Hernández de la comunidad Yaxgemel, se encargaron de dividir y manipular a unas familias de sobrevivientes de la masacre de Acteal y, después hicieron lo mismo con las hijas de nuestro hermano Francisco Vázquez.

Cabe señalar que los “Sembradores de Paz”, en varias ocasiones han intentado despojarnos de nuestra sede y el año pasado también llegaron a agredirnos en nuestra sede, esto lo denunciamos públicamente. Pero hoy sus malas acciones ha subido de nivel.

Hermanas y hermanos tememos que nos pueda pasar algo lamentable, porque hace rato como a las 10:30 de la mañana, el mismo grupo de personas armadas estuvieron tirando piedras sobre el techo del Mukinal, (lugar en donde están enterrados nuestras 45 hermanas y hermanos y más 4 no nacidos).

Es muy triste y doloroso lo que sucedió ayer y lo que sigue sucediendo, porque nos recuerda como vivimos el 22 de diciembre de 1997, cuando los paramilitares llegaron a masacrarnos, porque este grupo de jóvenes copiaron la forma como actuaron los paramilitares priistas de Chenalhó. Muchas mujeres sobretodo las sobrevivientes tuvimos mucho miedo, causando crisis emocional así como en niñas también, pero, tuvimos que hacernos fuerte y apoyarnos entre todas.

Este hecho que está pasando es consecuencia de la impunidad sobre la Masacre de Acteal y el Estado mexicano es responsable de lo que está pasando ahora en nuestra sede.

Esta agresión en nuestra sede, es un ataque directo a la Memoria de nuestras hermanas y hermanos mártires de Acteal y la construcción de la Otra Justicia. Acteal es la Casa de la Memoria y la Esperanza y lo hemos dicho públicamente que es para toda las personas que luchan y construyen la paz y la justicia. Acteal después de la masacre se convirtió en dignidad y ejemplo de lucha No Violenta, y es por eso que quieren destruirnos y el mal gobierno sabemos que está detrás de todo esto.

La violencia en Chenalhó ya es el infierno, porque en donde quiera hay grupos armados, como lo acaba de señalar el gobierno estatal, que desde hace meses se oyen disparos de armas de fuego “sin identificar quién o quiénes lo realizan”, causando desplazamientos forzados y matando a gente inocente y la presidenta municipal de Chenalhó Rosa Pérez Pérez no hace nada para detener a su gente, al contrario permite la violencia y los asesinatos, así es su uso y costumbre para gobernar al municipio oficial.

Ante todo lo anterior exigimos:

·      Al mal gobierno municipal, estatal y federal detener urgentemente esta violencia y se garantice nuestra seguridad como Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal en las diferentes comunidades en las que habitamos.
·      A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pronuncie pronto sobre la responsabilidad del Estado mexicano respecto a la Masacre de Acteal y, debido a este retardo, el Estado mexicano ha aprovechado para administrar la impunidad y generado más violencia en nuestra región.

Hermanas y hermanos y compañeras y compañeros de lucha, no permitan que nos maten como lo hicieron los paramilitares priistas de Chenalhó el 22 de diciembre de 1997, les pedimos hacer acciones y presionar al Estado mexicano que evite otra masacre.

Los responsables de cualquier agresión a nuestra organización son los tres niveles del mal gobierno y el grupo “Concejo Pacifista Sembradores de Paz”, en especial su presidente Antonio Gómez Pérez.

Con mucho dolor e indignación, desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza.

ATENTAMENTE

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.


                                                            
    
Por la Mesa Directiva:


            Martín Pérez Pérez                           Mariano Gómez Ruiz
  

               Pedro Pérez Pérez                           Manuel Pérez K’oxmol
   

                      Alonso Ruiz López                        Manuel Nuñez Gutiérrez


                      Por las mujeres sobrevivientes de la masacre de Acteal y compañeras miembros de Las Abejas de Acteal:




Marcela Pérez Sántiz
Elena Pérez Luna

                       
María Guzmán Pérez
      Verónica Hernández Sántiz


Guadalupe Vázquez Luna
          Antonia Pérez Pérez           

                         
Luvia Arias Pérez

Guadalupe Arias Pérez